La Asociación de Personas sordas de Cáceres ha continuando reivindicado igualdad y visibilidad para la comunidad sorda y sordociega

Lo ha hecho en Cáceres, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad y dentrodel programa que a lo largo de este año ha definido como Signar el Patrimonio de la Humanidad. Una reivindicación de la igualdad, la plena autonomía y reafirmación de la comunidad sorda y sordociega en todos los enclaves Patrimonio de la Humanidad y que recientemente ya realizaron en la Reserva de la Biosfera de Monfragüe. Como indica Ángel Soria “El Patrimonio de la Humanidad muestra el máximo respeto y reconocimiento de la capacidad del ser humano para crear patrimonio material o inmaterial y, sobre todo para mantenerlo y conservarlo”. Un patrimonio que es del conjunto de la Humanidad, del conjunto de la sociedad y, por tanto de la comunidad sorda y del conjunto de la diversidad funcional” Si somos capaces de reconocer el valor de lo que hacen las personas en múltiples diversas manifestaciones y lo queremos preservar para las generaciones futura, cómo no vamos a ser capaces de reconocer, aceptar e integrar a la totalidad de las personas en su diversidad”

Este acto, que se enmarca en la celebración y reivindicación durante el 40 aniversario de la Asociación de personas Sordas de Cáceres, tiene además en un doble referente de Declaraciones internacionales  definidas por la búsqueda de la visibilidad el reconocimiento y la plena integración.  

Por una parte, el  1 de diciembre es el Día Internacional de la Lucha contra el SIDA, una enfermedad que sigue necesitando visibilizarse para poder seguir combatiendo y previniendo mientras se apoya y reconoce a las personas que la sufren. Por otra parte la APSCC también ha querido significar esta actividad como el preámbulo a la conmemoración del 3 de diciembre como día internacional de las personas con discapacidad entre las que se encuentran las personas sordas y sordociegas

La APSCC ha querido lanzar un mensaje de solidaridad y reivindicación en la ciudad de Cáceres reconocida desde 1986 como Patrimonio Mundial de la Humanidad por UNESCO, la misma organización que apoya  decididamente a comienzos de diciembre la celebración del Día Mundial de la lucha contra el SIDA  (declarado hace 30 años) que en 2018 lo hace con el lema “Una base para la vida y el amor” y el DíaInternacional de la Discapacidad (aprobado en 1992 por Naciones Unidas)  que con el lema “Empoderar a las personas con discapacidad y garantizar su integración e igualdad” quiere asegurar un desarrollo sostenible, inclusivo e igualitario y así, cumplir con la Agenda de Desarrollo Sostenible.