La escritora Luz Gabás será la presidenta del jurado del Premio Cáceres de Novela Corta de la Diputación Provincial

El jurado del XLV Premio Cáceres de Novela Corta que promueve la Diputación Provincial de Cáceres, a través de su Área de Cultura, estará presidido por la escritora oscense Luz Gabás. Conocida por su novela Palmeras en la Nieve (2012), adaptada con éxito al cine, es también autora de las obras Regreso a tu piel (2014), Como fuego en el hielo (2017) y su último trabajo El latido de la tierra (2019), un relato que combina investigación policial, romanticismo y el problema de la despoblación rural.

Para este premio dotado con 9.000 euros y la publicación de la obra por parte de la Diputación Provincial se han recibido, a la fecha, más de 130 novelas cortas de autores y autoras ubicados en diferentes puntos de España y del mundo, tales como Colombia, Argentina, Ecuador, Alemania, Venezuela, Cuba, Chile, Perú, México, Guatemala o Estados Unidos. Una cifra que seguramente se incrementará de manera considerable dado que la oportunidad de participar en estos Premios está abierta hasta el 3 de abril .

Los Certámenes Literarios promovidos por la Institución Provincial tienen como objetivo impulsar la creación literaria de autores y autoras, y a ellos pueden concurrir personas de cualquier nacionalidad y edad. Cabe recordar que, además del Premio Cáceres de Novela Corta, también están abiertos hasta la misma fecha los Premios “El Brocense” de Microrrelatos, “Flor de Jara” de Poesía, Premio de Periodismo “Dionisio Acedo” y Premio de Cuentos Ciudad de Coria

La Gala en la que se conocerá el fallo de los respectivos jurados, y por ende las obras ganadoras, tendrá lugar el 11 de junio en el Auditorio San Francisco, en Cáceres.

Una presidenta de jurado comprometida con el reto demográfico
Luz Gabás nace en Monzón, Huesca. Durante años combinó la docencia de Filología Inglesa con investigación lingüística, traducción y publicación de artículos. En 2007 se trasladó a Benasque, en el Pirineo Aragonés, espacio que ha servido de inspiración a la escritora en su producción literaria y en el que ejerció como alcaldesa durante una legislatura.

Gabás tiene un apego muy fuerte al mundo rural, a la tierra, y así lo ha reflejado en su reciente obra El Latido de la Tierra donde ha querido dar cabida y visibilidad al problema de la despoblación porque, según ha expresado en numerosas entrevistas, aún cree que hay energía para reaccionar.