Luis Salaya critica que Cáceres se sitúe, un año más, entre las ciudades con un precario gasto en servicios sociales

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento Luis Salaya, critica que, un año más, la ciudad se sitúe un año más entre las ciudades que, a nivel nacional,  tienen un gasto “precario” en servicios sociales según se refleja en el informe de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales que realiza un detallado análisis de los presupuestos que los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes dedican a “Servicios Sociales y Promoción Social” en 2017.

Salaya indica que con el dato recogido en este informe, se nos ha confirmado que Cáceres está señalada entre las ciudades de España que realiza un misérrimo gasto en servicios sociales, “un gasto precario en un pilar tan básico para la cohesión social y la solidaridad, lo que es una injusticia”. 

El dato no miente y no puede ocultarse detrás de montajes propagandísticos, afirma Salaya, “solo 40,17 euros por habitante al año. Esta mísera cantidad es la prueba de una enorme tacañería para con las familias que más lo necesitan, las que padecen cada día las consecuencias de la falta de compromiso de la alcaldesa con las necesidades de la ciudadanía”.

A la  población cacereña, añade, “le cabe esperar que su Ayuntamiento trabaje por una sociedad más justa  y gaste el dinero público con sentido y pensando en mejorar la vida de todas las personas, pero no es así”.

Este informe “constata lo que ya vienen sufriendo vecinas y vecinos de nuestros barrios: la tendencia del partido popular a escatimar, a reducir inversiones en los servicios sociales incluso en los peores tiempos de la crisis. Año tras año hemos ido viendo como gobiernos del PP se han reafirmado en sus políticas de recortes”, destaca el portavoz.

Salaya ha recordado que el año pasado ya denunciaron esta situación, “advertimos de la mezquindad del gobierno municipal y le veíamos merecedor del corazón de hielo visto que se ufanaba mostrando el lamentable trofeo de la precariedad en vez de afanarse en trabajar por combatir la pobreza y ofrecer iguales oportunidades reales a todas y todos los cacereños”.

Los socialistas, añade, “seguimos pensando que el Ayuntamiento debe cumplir con su responsabilidad de procurar calidad de vida para la ciudadanía  y debe hacerlo tomando decisiones cuando diseña el presupuesto, cuando gestiona los servicios y cuando evalúa que su trabajo consigue los mejores resultados para la población”.

En este sentido Salaya recuerda que las políticas sociales de este ayuntamiento son posibles “gracias a las aportaciones de la Junta de Extremadura, del Gobierno de España o de la Unión Europea; así funcionan los Servicios Sociales, los programas de dinamización de barrios, oficina de Igualdad, etc”.