Ruptura en la negociación del convenio del campo de Extremadura

UGT FICA Extremadura denuncia la nula voluntad de la patronal en avanzar en un posible acuerdo para cerrar definitivamente un pacto entre las partes que afecta a más de 65.000 trabajadores de la región

La mesa de negociación convocada para alcanzar un acuerdo sobre el contenido del Convenio Colectivo del Campo de Extremadura ha saltado hoy por los aires tras constatar la nula voluntad de la parte empresarial (formada por UPA, ASAJA y COAG) en avanzar en un posible acuerdo dirigido a cerrar definitivamente un pacto entre las partes que regule las condiciones salariales y sociales de los trabajadores y trabajadoras del sector. A pesar de la buena disposición que ha mostrado UGT FICA desde el inicio del proceso, la negociación del convenio, que afecta a más de 65.000 trabajadores de la región, ha quedado herida de muerte.

Los principales escollos que impiden la dignificación que reivindica UGT FICA de los trabajadores y trabajadores y que la patronal ha venido utilizando para justificar y paliar el efecto del incremento de la aplicación del SMI se resumen en los siguientes puntos:

–  Pasar de una jornada anual de 1.768 horas contempladas actualmente en convenio, a las 1.826 establecidas en el Estatuto de los trabajadores. A la jornada anual se le aplicaría el mismo salario establecido por el Laudo Arbitral del pasado mes de mayo, en el que se dictamina 46,34 € por 6 horas y media. De esta forma la intención de la patronal es la lde ampliar la actual jornada semanal de 39 horas semanales a 40 horas semanales, y pasar de las 6 horas y media de jornada diaria a 7 horas por jornada diaria, con un retribución de 46,34 €. Esto implica más trabajo y jornada más larga por igual salario. Se trata de un claro retroceso en los derechos recogidos actualmente en el convenio.

–  Propuesta de eximir de la obligatoriedad de firma diaria a través de un pacto que evite el registro de firma o cualquier otra medida que permita controlar el registro horario diario por el trabajador. Esta propuesta persigue evitar cualquier responsabilidad del empresario en el obligado cumplimiento del registro horario diario implantado el pasado mes de marzo.

–  Eliminación de la consideración de horas extraordinarias, ofreciendo la compensación únicamente como hora ordinaria.

UGT FICA Extremadura denuncia el nulo interés mostrado por la parte empresarial para tratar de dignificar las condiciones de los trabajadores y trabajadores del sector y su estrategia torticera de intentar ganar tiempo para hacer decaer la aplicación del actual convenio colectivo y que se aplique en su lugar la normativa mínima del Estatuto de los Trabajadores. De esta forma, la patronal intenta conseguir que la Reforma Laboral les permita conseguir sus objetivos agotando la negociación con los representantes de los trabajadores, que no son otros que la ampliación de su demandada jornada, la compensación de horas extraordinarias en tiempo de descanso, y la retribución por igual salario al dictaminado por el SMI pero ampliando la jornada, lo que supone mayor trabajo por igual salario.